Usos de los Aditivos

Viernes, 16 Mayo   
  • Mantener la consistencia del producto. ¿Qué hace que la sal fluya libremente? ¿Cómo puede ser que los condimentos para ensaladas y la mantequilla de maní se mantengan suaves y no se separen? Ciertos ingredientes, como los agentes emulsionantes, estabilizantes, espesadores y anticoagulantes, ayudan a asegurar la textura y la consistencia. Por ejemplo: alginatos, lecitina, monoglicéridos y diglicéridos, metil celulosa, carragenana o musgo irlandés, glicéridos, pectina, goma guar, sodio silicato o alumino silicato.
  • Para mejorar o mantener los valores de nutrición. Los nutrientes pueden faltar en un alimento o simplemente perderse durante su procesamiento. A los cereales, harinas, leche, margarina y otros alimentos se los enriquece o fortifica con vitaminas A y D, hierro, ácido ascórbico, calcio, niacina, riboflavina, ácido fólico, zinc y tiamina.
  • Para mantener un sabor agradable y un alimento saludable. Naturalmente, los alimentos pierden sabor y frescura como consecuencia de su envejecimiento o exposición a elementos naturales tales como moho, aire, bacterias, hongos o levadura conservantes tales como el ácido ascórbico, el butilato de hidroxianisol (BHA), el butilato de hidroxitolueno (BHT) y el nitrito de sodio ayudan a retardar la descomposición, a la vez que mantienen el buen sabor.
  • Para facilitar la fermentación o controlar la acidez/alcalinidad. Los agentes de fermentación (polvo de hornear) facilitan el ? de pasteles, galletas y otros alimentos durante el proceso de horneado. Otros aditivos ayudan a modificar la acidez y alcalinidad de los alimentos para que tengan buen sabor, gusto y color.
  • Para mejorar el sabor o lograr el color deseado. Muchas especias y condimentos naturales o sintéticos mejoran el gusto de los alimentos. De la misma manera, los colorantes mejoran la apariencia de los alimentos para cumplir con las expectativas de los consumidores.