Una Dieta Rica en Hierro

Martes, 16 Septiembre   

No cabe duda de que la manera de evitar estas carencias en nuestro cuerpo es alimentarnos bien, de una forma equilibrada. Si seguimos una dieta rica en este minerales olvidaremos por completo la apatía y la debilidad. Las carnes rojas, los pescados, cereales, legumbres, y verduras verdes tienen gran cantidad de este mineral. En cuanto a las frutas destacan las uvas y los higos, además, debemos mencionar las ostras, mejillones, frutos secos, y la levadura de cerveza entre otros.

Los vegetales contienen menor cantidad de hierro que las carnes y los pescados, y el ser humano asimila mejor el hierro de estos últimos, por ello, si nuestra dieta es más vegetariana que carnívora, debemos de tomar alimentos que contengan vitamina C, que mejora la absorción del hierro de los vegetales. Estos alimentos son, entre otros, las naranjas, el brócoli, coliflor, col, mandarina, fresa, piña, lima, limón y todos los alimentos que sean ricos en vitamina C.
Nuestro médico, si así lo creyera conveniente, puede recetarnos algún medicamento en el caso de necesitar un aporte extra de hierro, cosa que frecuentemente ocurre durante el embarazo. De cualquier forma la mejor manera de tomar hierro es siguiendo una dieta adecuada, y sobre todo equilibrada, sin carencias, teniendo especialmente presente, que la mujer es muy susceptible a los “bajones” que derivan de una alimentación deficiente.