Una Buena Nutrición Empieza por una Buena Digestión

Martes, 16 Septiembre   

- El primer paso de todos es la cocción de los alimentos, ésta es más sana cuantas menos grasas se utilicen en el proceso. La cocción al vapor o en agua y a la plancha pueden considerarse los sistemas más sanos y en los que los alimentos resultan más fácilmente digeribles.

- Lo ideal es tomar varias comidas al día, mínimo tres y máximo cinco, y que las raciones no sean demasiado abundantes.

- Es necesario comer lentamente y masticar bien los alimentos, ya que éstos pasan de la boca al estómago para que éstos se mezclen con los jugos gástricos. Si tragamos los alimentos a trozos enteros, lo que provocamos es que nuestro estómago tenga que trabajar más para conseguir el mismo resultado.

- Algunos dietistas recomiendan no beber durante las comidas, ya que esto favorece que los alimentos se mezclen con el líquido en nuestro interior y que nos sintamos más llenos y con sensación de hinchazón.

- Es recomendable comer tranquilos, y si es posible, sin hablar demasiado. No es una falacia, resulta que cuando hablamos tragamos aire y si además estamos comiendo, éste se mezcla con los alimentos que van al estómago y estos al intestino, desde donde el aire deberá ser expulsado. Podemos evitar así problemas de aerofagia, que por otra parte, pueden llegar a ser verdaderamente dolorosos.