Prolonga tu Juventud con Vitaminas

Viernes, 16 Mayo   

Casi todos los alimentos contienen las vitaminas que necesita nuestro organismo, por tanto, es importante tener una dieta muy abierta para obtenerlas directamente de la comida. Lo hay que saber es cómo tomarlas de la mejor manera para no destruirlas al manipular o cocinar los alimentos.

Hay dos tipos de vitaminas, las liposolubles que son las que no se disuelven en el agua, son la vitamina C y las del grupo B, y las hidrosolubles las que sí se disuelven en agua, éstas son la vitamina A, D, E y K. Es importantísimo diferenciarlas para evitar así perderlas si las dejamos en agua o las freímos demasiado.

La forma más adecuada de cocinar las verduras es cocerlas al vapor o al papillote (envueltas en papel aluminio), de esta forma mantienen la mayor parte de sus propiedades. Evita freírlas en aceite o hervirlas en agua durante mucho tiempo porque esta forma de cocinarlas destruye gran parte de las vitaminas que contienen.