Interés Energético y Nutricional

Martes, 16 Septiembre   

- Energía
Los cereales de desayuno son alimentos de gran aporte calórico (de 350 a 480 kcal/100 g), debido a su contenido en hidratos de carbono, lípidos y proteínas.

- Hidratos de carbono
Es el componente mayoritario de los cereales de desayuno, en una proporción que oscila entre el 75-90%. Estos hidratos de carbono proceden mayoritariamente de los cereales y azúcares añadidos (miel, caramelo o chocolate). Se trata mayoritariamente de hidratos de carbono complejos (almidón) que se absorben lentamente y proporcionan energía durante toda la mañana.

- Proteína
Supone entre un 6 y un 10%. Es una proteína de calidad biológica intermedia al ser deficiente en lisina. La carencia en lisina, característica común de todos los cereales, es mayor en el caso de los cereales de desayuno a causa de las alteraciones que tienen lugar en la proteína como consecuencia de las altas temperaturas a que son sometidos en su elaboración. Sin embargo, esta carencia se compensa si se combinan con productos lácteos (yogur, leche), ricos en lisina, aumentando la calidad de su proteína.

- Grasa
Su contenido en grasa es bajo (2-4%), a excepción de los que llevan adicionados frutos secos o desecados o chocolate (6-7%).

- Fibra
La fibra supone entre 1 y 5 g /100 g de producto, siendo más abundante en aquellos que incluyen granos enteros, salvado o frutos secos (entre 9 y 29 g/100 g).

- Vitaminas.
Como consecuencia de su proceso de fabricación, el contenido en vitamina B1 se pierde casi por completo. Sin embargo, estos procesos tienen poco efecto sobre la vitamina B2 (riboflavina) y la niacina.