Fuentes Naturales de Yodo

Viernes, 16 Mayo   

La sal yodada, la sal marina sin refinar, el pescado, el marisco, el ajo, la cebolla, las setas, los rábanos y especialmente las algas marinas son los alimentos más ricos en Yodo. Muchos alimentos lácteos son ricos en Yodo debido a que es un aditivo que se les añade como antiséptico.

Hay alimentos que, en gran cantidad y consumidos a diario, pueden, en algunos casos, dificultar la absorción de Yodo como son: las legumbres, el repollo, los nabos, la mostaza, las nueces, la yuca y las coles, entre otros.