Etiquetas de suplementos alimentarios

Viernes, 16 Mayo   

Por muchas décadas, y conforme a lo dispuesto en las Enmiendas sobre aditivos alimentarios a la Ley federal de alimentos, medicamentos y cosméticos (FDCA) de 1958 , la FDA regulaba los suplementos alimentarios, como si se tratara de alimentos, para garantizar que fueran seguros y saludables, y controlaba que la etiqueta del envase incluyera información verdadera y no engañosa.

Sin embargo, con la aprobación de la Ley de Suplementos Alimentarios, Salud y Educación de 1994 (DSHEA), el Congreso modificó la ley FDCA para que incluyera varias disposiciones que se aplican sólo a los suplementos alimentarios e ingredientes.

La ley DSHEA tuvo la finalidad de satisfacer las necesidades de los consumidores y fabricantes y ayudar a garantizar que los productos continúen estando etiquetados de manera correcta y disponibles a quienes deseen usarlos.

Entre las nuevas disposiciones de la ley DSHEA se agrega el requisito de incluir etiquetas con ingredientes y nutrimentos en los suplementos alimentarios. Al igual que cualquier otro alimento, los suplementos alimentarios deben incluir en la etiqueta la mención de sus ingredientes. Esta información debe incluir el nombre y la cantidad de cada uno de los ingredientes o, cuando se trate de combinaciones con diferentes propiedades, la cantidad total de los ingredientes que contiene la mezcla.

La etiqueta debe identificar también el producto como un “suplemento alimentario” (por ejemplo, “Suplemento alimentario de Vitamina C”). Las etiquetas de los productos que contengan ingredientes herbales y botánicos deberán informar de qué parte de la planta se extrae el ingrediente.