Cimientos de Nuestro Cuerpo

Martes, 16 Septiembre   

El ser humano, sobre todo las mujeres, requiere una dieta equilibrada que contenga los minerales necesarios para el organismo. Entre estos minerales uno de los más importantes es el hierro, responsable entre otras cosas, de que nuestros glóbulos rojos estén en forma.

Con la llegada del invierno el decaimiento se hace notar en nuestro sufrido cuerpo y con él nuestro bajo nivel de rendimiento. Este bajón se debe al cambio que supone pasar de la actividad placentera del verano a tener que adaptarnos al otoño, y enfrentarnos al ritmo ajetreado de nuestro quehacer cotidiano.

Menos horas de sol, más trabajo y una mala alimentación hace que tengamos carencias de hierro, de minerales o hidratos de carbono, y esto puede suponer un agotamiento y tristeza general. Nuestro cuerpo necesita las vitaminas y minerales en pequeñas cantidades para apoyar las reacciones químicas de nuestras células para vivir. Algunos nutrientes afectan a la digestión, el sistema nervioso, el pensamiento, y demás procesos de nuestro cuerpo.